Clara, una menos

Números Rojos

Brenda Caballero

Ésta pudiera ser la columna de hace un mes, dos o tres meses atrás. También pudiera ser la columna que escriba en uno, dos o tres meses después. La tendencia de incremento de feminicidios en Veracruz parece no tener tregua, ni tiempo ni calendario.
Y si ayer o mañana los feminicidios van a la alza en nuestro estado, solamente reflejan una cosa: No hay estrategia para combatirlos.


La indignación, la exigencia de justicia, el mayor castigo para el culpable son el común denominador en la sociedad cuando una mujer o una niña es violentada y asesinada; sin embargo, el caso es olvidado cuando es remplazado por otro feminicidio.
¿Hasta cuándo? Es la pregunta que surge una y otra vez y su respuesta es el vacío y la desesperanza ante la falta de capacidad de nuestras autoridades para enfrentar y combatir a los feminicidas.


La recomendación de cuidarse las unas a las otras como respuesta de la sociedad ante un gobierno que ha olvidado asignar recursos para protección a las mujeres, tampoco ha dado resultado.


Y vuelve la indignación como el feminicidio de Clara Noemí, la adolescente de 15 años que desapareció el pasado 29 de marzo cuando se dirigía a la escuela.
¿Qué hizo mal Clara para convertirse en una cifra más? Nada. Tan solo se le ocurrió tomar otro camino de su domicilio a la escuela, ubicados en Lindero Limón, comunidad de Ixhuatlán de Madero, lo que fue aprovechado por su victimario, el cual la agredió sexualmente, la asesinó y para ocultar de crimen, arrojó el cuerpo al río amarrándole piedras, para que no flotara y no fuera localizado. ¿Por qué lo hizo? Es la misma pregunta. No hay variable de respuesta: Porque puede hacerlo creyendo que no tendrá castigo.


¿Habrá una diferencia esta vez?
Apenas el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer en su Informe Sobre Violencia Contra las Mujeres con corte al 28 de febrero de 2022, que Veracruz contabilizó 15 presuntos delitos de Feminicidio a Nivel Estatal, únicamente superado por el Estado de México con 22.


De los 100 municipios con incidencia de presuntos delitos de feminicidio de enero y febrero, figuraron Coatzacoalcos, que se encuentra en el lugar 25 con 2, y Cosamaloapan con 2, en el lugar 26.


Con respecto a presuntas víctimas mujeres de secuestro, Veracruz ocupa el primer lugar nacional en enero y febrero con 6. Y en el rubro de presuntas víctimas mujeres de extorsión, Veracruz ocupa el segundo lugar nacional con 52.


Veracruz también se encuentra en segundo lugar nacional con 200 casos en presuntos delitos de violencia de género en todas sus modalidades distinta a la violencia familiar.


Con esas cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, vale la pena preguntarse si El Día Naranja donde únicamente colocan moñitos naranja a sus “allegadas”, está funcionando como estrategia estatal contra la violencia.

Twiter: @NumerosRojos_BC
caballero_brenda@hotmail.com

error: Elementosmx